Armando Borghi (1882-1968)



El movimiento anarquista siempre ha tenido su parte de las fuerzas motrices y propagandistas incansables. Italia, desde los días de la Primera Internacional, ha elaborado una serie de agitadores excepcionales - Carlo Cafiero y Andrea Costa, de vuelta al principio, Luigi Pietro Gori Galleani y en el cambio de siglo, Errico Malatesta, Fabbri Luigi y Camillo Berneri y Armando Borghi en tiempos más recientes.
Con la muerte de Borghi en 1968, el movimiento italiano perdió a uno de sus mejores representantes. Durante un período de 60 años, Borghi forjado implacablemente adelante con sus actividades con la creencia verdaderamente excepcional y entusiasmo.
Murió a la edad de 86 años. Nacido en Castel Bolognese en la Romaña, el 7 de abril de 1882, se embarcó en sus actividades como militante anarquista, a la edad de 16 años. En su obra principalmedio siglo de anarquía que él describe con su estilo sutil y chispeante de los altibajos de su vida frenético como activista y propagandista. Él relata cómo, en 1898, cuando tenía apenas 16 años de edad, y sin el conocimiento de sus padres, él viajó a Ancona para asistir al juicio de Malatesta en los cargos de justificar la criminalidad y conspirar contra el Estado que surgió de su haber publicado la semana L'Agitazione en Ancona. Fue en este punto que Borghi tuvo la oportunidad de ver Errico Malatesta en la carne (como él decía) en el muelle. Concibió un cariño permanente para Malatesta. A partir de entonces, Borghi fue hasta el cuello en la actividad y en la lucha.
En 1900 se estableció en Bolonia y allí, tras el asesinato del rey Umberto I de Gaetano Bresci (el 29 de julio de 1900) se aprobó sin reservas el acto heroico, a diferencia de los socialistas, republicanos y un pequeño grupo de anarquistas con sede en Roma que tenía condenó el asesinato.
Su detención se produjo por primera vez en Bolonia en 1902, más de propaganda anti-militarista. En abril de 1903, que ganó sus espuelas como orador público, de nuevo en Bolonia, cuando fue elegido por los anarquistas para hacer frente a una gran manifestación convocada para protestar por los gastos militares. El joven anarquista, entonces sólo 20 años, dejó su huella. Fue recibido a la tribuna de Andrea Costa. Fue su primer éxito como orador público. Se convirtió en el portavoz oficial de los anarquistas en todos los mítines. Una oleada de detenciones y juicios innumerables siguió. Su abogado defensor en todo momento fue Pietro Gori, que siempre se presentaron para sus ensayos.Armando Borghi fue detenido durante una manifestación en 1904 y pasó varios meses en la cárcel de San Giovanni in Monte.
En 1905, fue condenado de nuevo en Ravenna para un mandato de cinco meses de prisión por "incitación al delito". Entre 1903 y 1906, pasó más tiempo en prisión que como un hombre libre. En mayo de 1906 se había llegado recién salido de la cárcel cuando fue comisionado en Rávena como redactor de L'Aurora , un semanario anarquista, tomando el relevo de Domenico Zavaterro. Fue a partir de las columnas de L'Aurora que reprochó severamente individualismo anarquista. Fue a partir de la misma plataforma que el 9 de julio de 1906 que Borghi marcada Gaetano Bresci asesinato. Lo procesaron más de este artículo vibrante que ganó el autor, así como el jefe de redacción de un año tras las rejas.
Borghi vio de nuevo en prisión Ravenna y luego en Piacenza. Fue liberado a principios de julio de 1907. Fue en este punto que aceptó ocupar un puesto de comercio agitador sindical. Fue invitado a unirse a la secretaría de la Unión del Distrito de Bolonia y de la Construcción. Sin embargo, él no se había convertido ya sea para el sindicalismo o al anarco-sindicalismo, pero se mantuvo integral y completo a sangre anarquista. Pero le resultó útil para mezclar con los trabajadores para luchar por su emancipación. La construcción de Bolonia de la Unión no estaba afiliado a la CGL (Confederación General del Trabajo), sino que pertenecían, al igual que muchas otras organizaciones, para el Comité de Acción Directa Nacional.
Borghi se quedó en Bolonia como secretario del Sindicato de la Construcción desde hace más de tres años y, junto con Giuseppe Sartini, representó a la Cámara antigua de Trabajo, que fue independiente de la CGL . Pero incluso entonces no descuidó propaganda anarquista. Cuando, el 13 de octubre de 1911, Augusto Masetti soldado disparó un arma de fuego en el patio de armas del cuartel Cialdini en Bolonia a su coronel a modo de protesta por la guerra en Libia mientras gritando "¡Abajo la guerra! ¡Viva la anarquía! ", Armando Borghi y Rygier Maria inmediatamente compuso una edición especial de L'Agitatore bienvenida a la acción del soldado rebelde.
Borghi artículo se titulaba "revueltas anarquistas brilla a través de la violencia de la guerra". El periódico fue confiscado y se inició una ronda de hasta anarquistas. Maria Rygier fue el primero en ser arrestado. Borghi se escapó por la piel de sus dientes y huyó a París.
Se quedó en el extranjero hasta el final de diciembre de 1912, involucrándose activamente en la propaganda antimilitarista, dando conferencias en Francia y Suiza. Después de que el gobierno italiano ofreció una amnistía con motivo de la conclusión de un tratado de paz con Turquía, regresó a Italia. En el otoño de 1912, la Unión Sindical Italiana ( USI ) había puesto en marcha en Italia. Debería tenerse en cuenta que Borghi, en el exilio en Francia en ese momento, no tenía la mano en el lanzamiento de la USI pero afiliadas a ella en su calidad de organizador de los sindicatos independientes de la  CGL .
Lo que nos lleva a la "semana roja". Un comité de la campaña nacional había prometido manifestaciones de protesta en todo Italia en protesta contra el militarismo, los batallones disciplinarios y para presionar por la liberación de Augusto Masetti. Estos fueron programadas para el primer domingo de junio.
A raíz de una manifestación en Ancona - dirigida por Malatesta - se produjeron enfrentamientos entre la multitud y la policía y tres jóvenes manifestantes fueron asesinados. La huelga general fue convocada en todas las grandes ciudades de Italia. En las marchas y en la región de Romagna, la huelga tomó la forma de salir y la insurrección fuera. La traición de los líderes de la CGL impidió que el levantamiento revolucionario de anotar el éxito que se merecía. La reacción del gobierno pronto se ganó la mano superior. Malatesta logró evadir el arresto y huyó a Londres. El 7 de junio Borghi hizo estas declaraciones en Florencia. En cuanto se enteró de la muerte de los tres jóvenes en Ancona que hizo para la Romaña a hacer su parte en la sublevación. Para su gran sorpresa, en esta ocasión no fue detenido.
En agosto de 1914, la Primera Guerra Mundial estalló. En consonancia con sus principios anarquistas, Borghi declaró inmediatamente su oposición a la guerra.
De Ambris, Corridoni y Masotti y otros USI dirigentes esperaban a "convertir" las USI sindicatos afiliados a la causa intervencionista. Llamaron a un congreso general de la USI en Parma, en septiembre de 1914. Borghi sostuvo con firmeza la necesidad de que la USI a salir en contra de la guerra. Los USI ramas hizo suya la resolución Borghi por una abrumadora mayoría. Borghi asumió el cargo de secretario de la Unión Sindical Italiana. La USI trasladó su sede a Bolonia y posteriormente Armando Borghi tiempo se consumió en su totalidad por propaganda contra la guerra. Pero no por mucho tiempo - ya que después de mayo de 1915 - cuando Italia entró en la guerra - fue internado en Impruneta, un pequeño pueblo cerca de Florencia y más tarde en Isernia en los Abruzos.
Cuando la guerra terminó en noviembre de 1918, Borghi reanudó sus actividades como USIsecretario y director del semanario Classe di Guerra . Siempre a su lado como un colaborador inestimable y amada esposa era Virgilia D'Andrea. Muy activo en el costo de vida en las campañas de julio de 1919, Borghi era un agitador activo, celoso, y no sólo en su calidad de organizador sindical, sino también, y primariamente, como un ferviente anarquista.
A finales de diciembre de 1919, Errico Malatesta regresó a Italia y en Milán corría el diario Umanità Nova . Borghi y Malatesta estaban en la misma longitud de onda y sus respectivas unidades de propaganda traído al pueblo italiano a importantes logros revolucionarios como las ocupaciones de fábricas en agosto-septiembre de 1920.
Armando Borghi no estaba en Italia en ese momento. En mayo de 1920, se había ido a Rusia por invitación de la dirección bolchevique, ganas de hablar con un representante de la USI y, si es posible, con su secretaria. Fue un viaje aventurero en particular, como se detalla en el medio siglo de anarquía . En Moscú Borghi tuvo una audiencia en el Kremlin con Lenin. Lenin le preguntó si se oponían al centralismo y Borghi respondió: "Usted tiene ese derecho. ¿Cómo podría un anarquista a favor del centralismo "A lo que Lenin replicó:" La libertad no debe ser la muerte de la revolución "Borghi respondió con:".. Ante la falta de libertad, la revolución sería un horror "Su conversación procedió tranquilamente.
El aprendizaje de las ocupaciones de fábricas en casa, corrió hacia casa Borghi. Este segundo viaje lo llevó al Milan el 20 de septiembre, momento en que las organizaciones profesionales reformistas sindicales habían ordenado las fábricas a dar marcha atrás, el 17 de septiembre. No había nada que él pudiera hacer para entonces, pero él declinó la invitación del gobierno que se sume, como representante de la USI , una comisión de redacción de una ley sobre el control obrero. Mientras tanto, el gobierno estaba tomando medidas enérgicas mucho más.
En octubre, Borghi, Malatesta y otros anarquistas fueron detenidos sin cargos en particular. En la cárcel de San Villore en Milán, el 14 de marzo de 1921, Malatesta, Borghi y Quaglino iniciaron una huelga de hambre para forzar a las autoridades judiciales para establecer una fecha para el juicio.Después de nueve meses de prisión en prisión preventiva, a finales de julio de 1921, que fueron llevados a juicio ante los juicios en Milán. Todos los acusados ​​fueron puestos en libertad. Malatesta y Borghi había ofrecido una celosa defensa de sí mismos.
El fascismo estaba en el ascendente y la vida de los militantes antifascistas eran de un hilo. Borghi y Virgilia D'Andrea estaban continuamente recibiendo amenazas de muerte.
Armando Borghi luchó contra los fascistas mediante la promoción de la "Alianza del Trabajo", en un intento de erigir un obstáculo en el camino de la victoria fascista. Pero después de la Marcha sobre Roma en octubre de 1922, todos los intentos para combatir el fascismo fueron en vano. Junto con Virgilia D'Andrea, Borghi tuvo que salir de Italia en 1923 y se exilió, primero en Berlín y luego en París.
En Francia, él continuó su lucha contra el fascismo. Él escribió su primer volumen de las memorias deItalia entre dos crisis . Se publicó en París en julio de 1924. En octubre de 1926, Borghi salió de Francia para los Estados Unidos. Llegó a encontrar la campaña por Sacco y Vanzetti en su apogeo.Por invitación de su comité de apoyo, dio múltiples conferencias y apareció en las reuniones. Pero incluso en los Estados que no podía escapar de la detención y el juicio y fue puesto en libertad a menudo sólo mediante el pago de fianzas enormes. Un contribuyente activo a L'adunata dei REFRATTARI a menudo firmaba sus artículos con el seudónimo, con la policía para siempre en su camino. Virgilia D'Andrea estaba siempre a su lado. Ella era un propagandista activo y un orador público bien. Pero el 12 de mayo 1933 murió mientras aún muy joven.
En los Estados Unidos, Borghi entabló amistad con Gaetano Salvemini y Arturo Toscanini y su hijo, Walter. Después de la caída del fascismo volvió a Italia, aterrizando en Nápoles en octubre de 1945.Inmediatamente embarcarse en una gira de conferencias frenético.
En 1946, visitó las principales ciudades de Italia - Roma, Bolonia, Ancona, Milán, Carrara, etc En diciembre de ese año su coche se estrelló contra un camión. Él se quedó con heridas graves en la cabeza y algunas costillas rotas, pero sus compañeros de viaje, salió ileso. Pasó mucho tiempo en el hospital en Ravenna, seguido de una larga convalecencia. Permaneció en Italia hasta marzo de 1948, involucrándose en la propaganda activa y que ofrezcan a sus compañeros en beneficio de su larga experiencia y su conocimiento profundo de los muchos problemas que enfrenta el movimiento anarquista. Entonces sintió la necesidad de regresar a los Estados Unidos, cansado de su estilo de vida frenético, agitado en Italia. Se quedó en el EE.UU. hasta 1953, regresando a Italia ese mismo año y se encontraba en perfecto estado de salud cuando participó en el congreso de marzo 1953 de la Federación Anarquista Italiana ( FAI ) en Civitavecchia.
Una vez más, Armando fue el centro del movimiento anarquista italiano que estaba experimentando un renacimiento prometedor. Se estableció en Roma, asistiendo a Gigi Damiani y Consiglio Umberto para llevar a cabo Umanità Nova . Permaneció en Italia y después de que sus actividades eran realmente beneficioso para el movimiento. Durante doce años, hasta octubre de 1965, la presencia de Armando Borghi en Umanità Nova en la forma de sus artículos vívidos, vivaz, dejó una marca indeleble. Murió el 21 de abril de 1968.
De: Le Monde Libertaire, París, n º 725, 10 de noviembre de 1988. Traducido por: Paul Sharkey .

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada