Isabel Mesa Delgado




Obrera sindicalista, anarquista




Una mujer que se atrevió a ser libre.

Nació en Ronda, el 30 de diciembre de 1913, en el seno de una familia obrera de tradición anarquista. Le brillan los ojos cuando dice: "soy hija, nieta y biznieta de anarquistas".

A los 11 años empezó a trabajar de costurera y a los 14 se trasladó a Ceuta, se afilió al Sindicato de Oficios Varios de la F.L. de la CNT en Ceuta, donde, por ser mujer, no fue fácil su integración. Al fin consiguió el carnet nº 1 de mujeres del Gremio de la Aguja. Ya allí su actividad sindical fue principalmente en la organización de las mujeres trabajadoras. Hubo una huelga en la Almadraba de Ceuta y la empresa trajo engañadas a unas mujeres "moras" que cobraban menos de la mitad que las "blancas", habló con ellas para que se unieran a la huelga y conseguir mejores condiciones para todas. Dice Isabel: "Se unieron a nosotras y en 24 horas ganamos la lucha". Y sigue contándonos: "En Ceuta teníamos un Ateneo Libertario donde se enseñaba a leer y a escribir a los obreros; también música, pintura, esperanto, naturismo... se hacían asambleas, se hablaba de la Revolución y de las ideas. Era una juventud bonita de verdad... lo primero que hicimos en el sindicato fue una biblioteca,... los carpinteros hicieron una vitrina y cada persona llevó los libros que pudo. En mi casa había bastantes libros, que llevamos también. Entonces empezamos a escribir pidiendo más libros. Si los que recibíamos estaban repetidos los repartíamos ¡Hicimos allí una biblioteca, chula de verdad!, poníamos bancos de madera porque no teníamos sillas", ella era la bibliotecaria con 15 años.

Ceuta y Tetuan cayeron el 16 de Julio de 1936 ante la sublevación fascista. La represión fue fortísima, hubieron miles de fusilados. Isabel estuvo activa en contra de los invasores, pero cuando fueron a detenerla tuvo que escapar hacia Marbella en el último "falucho" que salió junto con 12 hombres, de allí a Málaga hasta que fue también tomada.

En 1937 llega a Valencia y trabaja de enfermera hasta el fin de la guerra. Participó en el Congreso de Constitución de la Federación Nacional de Mujeres Libres en Valencia, septiembre 1937, llegando a ser Secretaria de la Agrupación Local de Valencia. Ella siempre dice: "la mujer siempre ha tenido que luchar mucho, no sólo teníamos que sembrar las ideas sino luchar contra algunos de los que estaban con nosotras sembrando". "La mujer y el hombre tienen que ir caminando juntos, buscando la libertad, codo con codo o cogidos de la mano".

A la derrota del 39, nunca se resignó a quedarse como clase subalterna relegada al hogar, como imponía el régimen franquista y siguió en la lucha, huye hacia el puerto de Alicante pero al no llegar el barco, marcha a Almería a pie. Luego a Málaga, donde en el año 1941 crea con otros compañeros el periódico clandestino El Faro de Málaga. Descubierta por la policía es procesada en rebeldía y condenada a dos penas de muerte.

Al estar perseguida, Isabel tuvo que cambiar su nombre varias veces, pero lo que más le dolió fue tener que abandonar su apellido MESA, seguirá en la lucha antifranquista con el nombre de Carmen Delgado.*

En Valencia, en el año 1942, junto con otras compañeras anarquistas, promueve la creación del colectivo de mujeres "Unión de Mujeres Demócratas", organización clandestina para ayudar a las personas presas y solidariamente a su familia y con actividades en contra de la dictadura.

Monta un quiosco, junto con Maruja Lara, compañera anarquista, inseparable, empeñada en las mismas luchas desde 1937, en la trastienda tenían la prensa anarquista. En el año 1956 es detenida y durante ocho días es torturada en la comisaria de la calle Samaniego de Valencia.

Posteriormente colaboró en la formación de colectivos libertarios como "Libre Estudio", la Federación de Pensionistas de la CNT, "Radio Klara" y el Ateneo Libertario "Al Margen" de Valencia. Fue miembro de Dones Lliures y de la Fundación Salvador Seguí de Valencia.

Aprendimos que es la anarquia de la mano de Isabel, no sólo por lo que nos contaba del período tan difícil que le tocó vivir y que afrontó con valentía, sino por su ejemplo en la vida cotidiana, siempre solidaria. En los últimos momentos nos seguía hablando de libertad, fraternidad..., nos pidió que la recordáramos como Isabel Mesa, que la envolviéramos con la bandera rojinegra y tod@s junt@s cantáramos "A las barricadas". Apretando nuestra mano, nos decía: "Os quiero a todos"

Su idea de lo que es el anarquismo, define toda su vida: "El anarquismo es una senda maravillosa, pero muy escabrosa. Pero hay que seguirla. Y una vez estás en ella no la puedes soltar, te envuelve, te embriaga,... El anarquismo es amor, libertad, igualdad, humanidad de todas las condiciones. ¡Ni fronteras, ni color, ni razas, ni banderas!... En el anarquismo no hay más que humanidad, sentimientos humanos, aspiramos a todo, a aquello máximo que se pueda llegar..."

Isabel fallecía el 25 de Febrero de 2002
 
Pilar Molina Beneyto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada