Pepita Estruch


Ha muerto Pepita Estruch, una anarquista de Copons
Antoni Dalmau Ribalta
Escrito publicado en la "Revista de Igualada" número 38, en septiembre de 2011.

Nuestro agradecimiento al autor ya la "Revista de Igualada" para autorizarnos a publicar su escrito.
En febrero pasado, y en una residencia de ancianos de París, murió una mujer de 90 años que había nacido en Copons y que, a pesar de una biografía bastante azarosa, hoy debe ser una perfecta desconocida de la gente de Anoia. Se llamaba Pepita Estruch y Pons, aunque muchos la conocían por Pepita Carnicer, y fue anarquista toda la vida.Seguimos su un poco el rastro, en base a las informaciones biográficas que nos han dado Miguel Íñiguez, Emiliano Páez y Elisenda Mercadal.
Pepita Estruch nació el 28 de diciembre de 1920. Hija de Francisco, segador, y de Antonia, la familia materna era originaria de cal Martín de la Montaña, un lugar de las afueras de Copons donde residían. Sus hermanos eran Francisco Javier (Paco), Beatriz y José. La familia se trasladó después a abajo al pueblo, a falta Chico Teia, donde tenían una fonda.La madre y la Pepita
entraron a trabajar en la fábrica de tejidos de Copons, donde la primera elegía pedazos y la segunda hacía bolos. Durante la guerra (1937-1939), la Pepita fue bibliotecaria de las Juventudes Libertarias de Copons y, con su madre, miembro de la delegación de la fábrica.Terminada la guerra, toda la familia entera se exilió a Francia.
En los años de la ocupación, la Pepita formó parte de la resistencia al nazismo en la zona de Chartres (1.942 a 1.944). Después vivió en París, en el boulevard Port Royal. Fue activista del grupo anarcofeminista Mujeres Libres, que, habiendo tenido que desaparecer forzosamente al terminar la guerra, reconstituirse en París en 1963. Concretamente, fue su tesorera y colaboró ​​en su boletín. Era muy amiga de otra miembro muy significada de este grupo, la conocida Sara Berenguer. En 1999 colaboró ​​en la edición del libro Mujeres libres.Luchadoras libertarias, editado en Madrid por la Fundación Anselmo Lorenzo. En el plano personal, y después de quedar viuda de Antonio Arias, que fue deportado a Alemania en 1942, se unió a Antonio Carnicer-de ahí el apellido con el que muchos la conocían-y, muerto éste en accidente de moto en 1958, a Rafael Mari de Dios, que traspasó el año 2008.
El hermano de Pepita Estruch, Francisco Javier (Paco), compartió sus propias ideas libertarias. Más pequeño que ella-había nacido, también en Copons, el 12 de enero de 1923 -, militó igualmente en su pueblo y pasó al exilio en 1939. Enviada Francia por los nazis, se enroló en la guerrilla antialemanes hasta que detenerlo el 28 de agosto de 1943. Encarcelado en Compiègne, deportaron a Karlsruhe ya continuación encarcelaron a Frankfurt, hasta que lo enviaron a trabajar doce horas diarias en una fábrica de armas de Prengheaim. Allí liberarlo los americanos el 13 de abril de 1945.
En los años siguientes, Paco Estruch, que prosperó económicamente y tenía fábrica propia, centró gran parte de su actividad en el mundo de los deportados: fue secretario general de la Federación Nacional de los Deportados Internados Resistentes y Patriotas del Aisne, delegado al comité nacional y miembro del Jury de la Corrección de los Deberes de la Resistencia y la Deportación. Asimismo, dio conferencias en institutos y colegios sobre su experiencia en Alemania y militó en la CNT de Aisne junto con su cuñado Antonio Carnicer y Ramón Álvarez. Murió en Jaulgonne (Picardía) en septiembre del año 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada